EL DELITO MENOR POR ASALTO Y LESIONES PUEDE SER CASTIGADO CON TIEMPO EN PRISION

Asalto “simple” o asalto y lesiones es un delito menor clase 1 en Virginia. Puede ser castigado con no más de 12 meses de prisión y una multa por hasta $2,500, mas costos de la corte. La gente que es condenada por el delito menor de asalto se encuentra con un record criminal que puede ser absuelto o borrado. Algunas peleas pueden terminar en cargos por delitos mayores tales como heridas maliciosas e ilegales, lo que conlleva al demandado a enfrentar tiempo en prisión y es muy probable que eso persiga al acusado por más años venideros.

 

ASALTO Y LESIONES SON DOS COSAS DIFERENTES

En Virginia, una simple discusión con una amenaza razonable de violencia puede resultar en cargos por asalto. Para hacerlo claro, no necesitar tocar a alguien para que esto resulte en cargos por asalto. Si la otra persona tenía un miedo razonable o un daño inminente en su persona, eso es suficiente para ser condenado. Aun así, el “asalto” debe incluir algún tipo de acción más allá de las simples palabras. Por ejemplo, las palabras “te voy a moler a golpes” dichas en tono de broma o incluso con una cara seria, no son suficientes para resultar en una condena por asalto. Sin embargo, esas mismas palabras dichas en un tono molesto mientras se da unos pasos en dirección a la persona con un bate de béisbol es muy probable que se considere un asalto aun antes de que usted haya llegado lo suficientemente cerca como para usar el bate.  

Las lesiones pueden ser descritas como cualquier tocamiento no deseado o que haya sido de manera grosera, molesta o vengativa. Si la policía es llamada para detener una pelea, alguien probablemente presentara cargos por asalto y lesiones.

 

HAY DIVERSAS DEFENSAS CONTRA LOS CARGOS POR ASALTO Y LESIONES

La mejor defensa es una que mantenga el caso lejos de las manos del fiscal. Un contrato de acuerdo y satisfacción entre el demandado y el testigo que acusa en compañía del Fuero Común (Commonwealth) permite que las partes acuerdan resolver la disputa entre ellos. Generalmente requiere que el demandado pague dinero a cambio de que el testigo acusador pida al juez que desestime el cargo criminal. Los jueces son incitados, pero no requeridos a desistir el caso.  El acusado debe pagar los costos de la corte, pero el cargo puede ser absuelto o borrado de sus records criminales. Sin embargo, algunos fiscales pueden intentar forzar a los demandados a ceder su derecho a ser expurgado (expunged) cuando el caso sea desistido porque ellos saben que esa puede ser la única manera que ellos pueden prevenir que futuras expurgaciones sucedan.

Los fiscales en algunas cortes tales como el Condado de Fairfax accederán a retirar el cargo de asalto a cambio de un bono de paz (peace bond). Un bono de paz es típicamente un acuerdo-estatuto con el Fuero Común (Commonwealth). Por lo general requiere que el demandado presente un buen comportamiento uniformemente, lo que significa que se abstendrá de futuras condenas por un periodo específico de tiempo, y a veces requiere que el demandado no tenga contacto con la supuesta víctima. El demandado usualmente promete pagar una pena civil a la corte si es que rompe su promesa. Los bonos de paz requieren el consentimiento del fiscal.

No todos las oficinas de los fiscales del Fuero Común están abiertas para dichos bonos de paz. Por ejemplo, el Condado de Prince William, normalmente no accede a dichos bonos.

La gente a veces presenta cargos desistidos por asalto en casos como defensa propia, o defensa de otros, por accidente, o algún otro tipo de necesidad legal. Por supuesto que hay ocasiones en las que el juez no le cree al que acusa o no sabe a quien creer. En cualquier caso, defenderse en juicio, presentar una defensa que cumpla con las leyes para mostrar evidencia y que a su vez cumpla con las reglas del proceso puede significar todo un desafío.  Un abogado de defensa criminal es una sabia inversión para su futura libertad. Un abogado que se presente en la corte todos los días para los casos criminales, que conozca las tendencias y practicas locales mejor que la mayoría de la gente en las salas de la corte y que sepa como presentar su caso a juicio.

Para agendar una evaluación gratuita sobre su caso de asalto o algún otro crimen violento con Jennifer Raimo, llame a su oficina al (703) 591-4868.